COMUNICADO


 

 

Entidades y asociaciones vecinales, culturales, deportivas, de comerciantes, de mujeres y de personas mayores; comunidades educativas; trabajadores y trabajadoras de los centros de atención primaria; y vecinos y vecinas, en general, del barrio de Pino Montano queremos manifestar ante los hechos ocurridos en la noche de ayer:
Que mostramos nuestra más absoluta condena y repulsa por estos actos vandálicos de tinte fascista con los que un grupo radical trató de alterar la tranquilidad de Pino Montano, una zona que siempre se ha caracterizado por la pacífica convivencia entre sus vecinos y vecinas, gente sencilla y trabajadora que a lo largo de décadas han construido un barrio en el que merece la pena vivir y en el que generaciones de sevillanos y sevillanas han crecido y han desarrollado sus vidas.
Los altercados que tuvieron lugar ayer no responden a ningún tipo de protesta pacífica ni a ninguna muestra de rechazo a las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias para frenar la expansión del COVID-19, algo totalmente legítimo en una sociedad democrática como la nuestra. Son actos perfectamente organizados con el único fin de desestabilizar a nuestro país y de romper nuestra convivencia.
Actos radicales como los de ayer, van a encontrar siempre el rechazo de la sociedad civil, que permanecerá vigilante para que estos grupos desestabilizadores no consigan sus objetivos y no pongan en riesgo nuestros valores democráticos por los que tantas generaciones de españoles y españolas han dado su vida.
Nuestro país, como el resto del mundo, lleva seis meses luchando contra una pandemia. Nos estamos jugando mucho. La situación económica es muy difícil para muchos vecinos y vecinas, comerciantes, empresarios, autónomos…Pero ahora nos arriesgamos a perder lo más importante que tenemos, nuestra salud y, sobre todo, la de nuestros mayores que con tanto esfuerzo nos han llevado hasta aquí. Gracias a ellos y a ellas disfrutamos hoy en día de los derechos sociales y las libertades que eran impensables en nuestro país hace 40 años. Devolvámosles lo que han hecho por nosotros cuidándonos para protegerles. Todos los esfuerzos deben centrarse ahora en frenar esta pandemia.
Nosotros mismos o nuestros padres o abuelos llegaron hace más de 40 años a un barrio en el que no había nada. Ellos son los artífices de esta convivencia de la que hemos disfrutado durante décadas y de que muchos jóvenes —hoy ya adultos— se hayan formado y hayan prosperado gracias a la educación recibida en los colegios de nuestro barrio. Por ellos y por todos nosotros, no vamos a permitir que un grupo radical venga a alterar nuestra convivencia y a estigmatizar un barrio de gente trabajadora, honesta y comprometida con la sociedad como es nuestro querido barrio de Pino Montano.

Comunicado conjunto de repulsa sobre actos vandàlicos en Pino Montano
Social Share